Sábado, 27 Mayo 2017
Sábado, 18 Marzo 2017 20:01

La casa maldita del bosque

En un día soleado de marzo, en una pequeña aldea llamada Monst, se cuenta una historia terrorífica de una casa. De esto hace ya cien años atrás, que en el bosque de Monst, aparecen sombras de personas altas con capuchas, que no dejan ver sus rostros, y suelen ir hacía una inmensa casa en lo alto de la colina de este inmenso bosque. Aun nadie han encontrado dicha casa pero la historia es contada por los más ancianos del lugar.

 

Sergio un niño de ocho años, solitario, alto, muy delgado y con unas enormes gafas de culo de botella, está sentado en su dormitorio junto a la ventana. Él mira a los demás niños que juegan en la calle a la pelota. Sergio sueña ser como ellos y tener amigos, pero los niños del lugar solo se burlan de él por llevar esas gafas, y siempre lo llaman gafotas y más cosas feas, que ni si quiera quería recordar.

 

Anabel, su madre, entra en su dormitorio y lo ve como todos los días junto a esa ventana: triste, solo y pensativo, mirando al exterior.

Anabel: ― Sergio porque no sales a la calle y haces amigos, anda ve a jugar con ellos.

Sergio: ―No, mama tengo que estudiar para un examen. No salgo...

 

Se sentó en su escritorio y se dispuso a estudiar, no quiso decirle a su madre que no tenía amigos y siempre se burlaban de él.

Anabel: ―Está bien hijo mío, solo vengo para decirte si quieres algo para merendar.

Sergio: ―No, no tengo hambre, quizás dentro de un rato.

Anabel cerró la puerta de la habitación de su hijo, y como todos los días, se marchaba a trabajar hasta la mañana siguiente.

 

Pasado un rato, Sergio salió de la habitación y se dispuso a comerse unas chocolatinas con un vaso de leche, y se marchó a la calle para contemplar más de cerca a aquellos niños. Se sentó en un banco frente a ellos. Y fue cuando José y Álvaro se acercaron a él.

José: ―Hola gafotas. Sé de una historia que me ha contado mi abuelo, de cuándo era pequeño. Cuenta que en el bosque se ven sombras, y hay una casa abandonada.

Sergio: ―¡Ahh siii!

José: ―Sí, solo queríamos saber si quieres venir con nosotros y encontrar la casa para jugar allí.

Álvaro: ―Sí, vente con nosotros. Siempre te vemos solo, queremos ser tu amigo.

José: ―¿Qué dices, te apunta?

Sergio: ―Vale, vamos al lugar.

 

Sergio se entusiasmo al oír las palabras de sus amigos, sin saber la maldad que ellos le guardaban. Se apresuraron calle abajo y tras las ultimas casas del pueblo, cruzaron bajo un puente, donde había un camino muy estrecho, y hablaron por el camino de lo bien que se lo iban a pasar todos.

 

Cuando menos se lo esperaron, ya estaban adentrándose por el bosque. Eran las ocho  de la tarde de un esplendido día de sol.

Sergio: ―Y cómo que me estáis hablando, después de estar siempre insultándome.

José: ―Bueno, siempre te vemos solo y queremos ser tu amigo ¿es malo eso?

Sergio: ―Claro que no. Yo también quería ser amigo vuestro.

José: ―Ya hemos llegado. Juguemos aquí.

 

El lugar estaba situado en una explanada, y decidieron jugar al escondite.

José: ―Venga, aquí es el lugar para jugar al escondite, la quedas tu Sergio.

Sergio: ―Vale. Pues cuento hasta diez.

 

Se dispuso a contar junto a un árbol y los dos niños, se escondieron tras unos arboles… tras las sombras de aquel lugar que parecía maldito.

Sergio: ―Uno, dos, tres, cuatro, cinco… diez. ¡Ya voy!

 

A lo lejos, entre las siluetas de los arboles ,observó una sombra pasar, creyéndose que era uno de sus nuevos amigos, se adentró hacía las sombras  de aquellos árboles, con pequeños pasos para no hacer demasiado ruido con las ramas que estaban bajo sus pies. Los dos presuntos amigos lo estaban contemplando detrás de los árboles, y lo siguieron para jugarle una mala pasada. Mientras iba avanzando, Sergio iba notando un frío y un miedo que le hacia estremecer, pero se hacia el valiente porque, después de todo, había encontrado a unos amigos en los cuales no se imaginaba lo que sucedería horas más tarde.

 

Sergio avanzaba por unos matorrales y a lo lejos pudo contemplar una enorme casa. Se detuvo para poder observar su alrededor en silencio, solo se escuchaba palpitar su pequeño corazón. Vió entrar dos siluetas en la casa, y se dispuso ir en busca de sus nuevos amigos. La casa era muy vieja, con unos enormes ventanales tapiados con maderas Subió por unas escaleras hasta el porche de aquella casa, y le temblaba las piernas abrió la puerta que se encontraba encaja como si alguien hubiese entrado antes de él y se adentro en su interior.

 

José y Álvaro lo vieron entrar, y se acercaron a la casa para dejarlo encerrado allí en el interior.

Sergio: ―Hola… hay alguien?... ―dijo con voz temblorosa al ver el interior de esa casa tan oscura y recordar lo que dijo su amigo antes de ir al lugar―

Sergio: ―José?, ¿Álvaro? ¿Estáis aquí? ―pregunto Sergio, con voz que ni siquiera podía salir de sus labios―

 

Miraba por todos lados, adentrándose en las habitaciones de la parte inferior de la casa. Observaba figuras muy antiguas aunque todo el interior estaba un poco destrozado por personas que la habían habitado. Había muebles antiguos, cuadros y demás cosas. Entró en la cocina que olía a podrido, por alimentos en mal estado, y recorrió toda la casa que es de dos plantas. Viendo que no había rastro de sus nuevos amigos, se asusto por los ruidos y susurros que podía escuchar en ese lugar abandonado, como si algo terrible hubiese pasado en su interior…

Sergio: ―Ya no quiero jugar más. Por favor, contestarme.

 

Fue entonces, que escuchó un ruido en el sótano, pasos, correr y risas. Abrió la puerta del sótano, que estaba bajo las escaleras, con la mano temblorosa, y dio un paso, observando su interior. Los dos amigos vieron que entró en el sótano y lo cerraron ahí dentro.

Sergio: ―Por favor, abridme...

José: ―Ja, ja, ja ―con risa malvada se reía José―

Álvaro: ―Estás atrapado gafotas. ¿Creías que éramos amigos tuyos?

Sergio: ―Abridme...

 

Daba puñetazos en la puerta vieja

Sergio: ―Por favor… por qué me hacéis esto?

 

El interior del sótano era oscuro y frio. Sergio escuchó la puerta de entrada de aquella casa cerrarse, y de reprende, escuchó un fuerte porrazo en la puerta de donde se encontraba, y a los amigos gritar.

José: ―Aahh!, No, por favor...

 

De repente, Sergio notó un charco en sus pies. Le dio un miedo atroz y bajo corriendo las escaleras, y se escondió tras unas cajas apiladas, solo se escuchaban ruidos, gritos y como si algo espantoso estuviese pasándole a sus amigos. Temblando y muy asustado, fueron pasando los minutos, las horas… hasta que fue vencido por el sueño. Cuando ya amaneció y parecía estar todo tranquilo, subió las escaleras y pudo observar que la puerta de aquel maldito sótano frio y oscuro donde paso un miedo,  que nadie jamás había experimentado, estaba abierta, y él todo lleno de sangre.

 

Sergio, ese día no tomó su medicamento y estaba un poco nervioso. No supo qué había sucedido pero, claro está, que sus amigos desaparecieron. Al salir al porche, ve los cuerpos meciéndose de sus amigos colgados de una viga, junto a una mecedora rota por el tiempo frente a él. Algo cruel y despiadado ha sucedido aquí. Algo que se escapa del control del raciocinio y el sentido común. Su cuerpo tiembla, y notó cómo las rodillas estaban a punto de fallarle. Un fuerte dolor se instala en el centro de su pecho, y se echa a llorar de lo impotente que se sentía al contemplar ese horror. Algo o alguien terrible habitaba esos  alrededores, oculto en la oscuridad, algo cruel, perverso y sanguinario.

 

Tenía la sensación de que algo se le abalanzaría sobre él. Echó a correr como nunca jamás lo había hecho antes, sin mirar atrás, por ese bosque tan frondoso. Sergio notaba detrás de él algo que le seguía, pero no miraba hacia atrás. Sólo corría y corría. Sin parar de correr, gritaba y hablaba con algún ser invisible y terrible que le seguía.

Sergio: Gritó ―¡Por favor, no me hagáis daño!. Tan sólo soy un niño… Nunca le diré nada a nadie, lo juro.

 

El corría. Pensaba en su madre y sollozaba. No veía bien por las lagrimas que resbalaban por su mejilla, pero no paraba de correr. Estaba muy cansado y sus piernas canijillas ya no podían más. Tarde o temprano caería al suelo por el cansancio, tan sólo era un niño. Sacó fuerzas de donde ya no le quedaban y por fin salió de ese bosque tan oscuro y maligno en el que fue a jugar con sus nuevos amigos, y únicos por ahora.

 

Al llegar a su casa, todo lleno de sangre, con la ropa media rota por las ramas en las que se había enganchado, asustado, llorando y sin poder respirar, sintió alivio y hechó una carcajada nerviosa.

Sergio: ―Ja, ja, ja. Por fin llegué. No me  habéis podido coger. Soy más fuerte…

 

Su madre, al escucharlo, fue a la entrada de su casa.

Anabel: ―¡Dios mío! Hijo mío, ¿qué te ha pasado? Estaba preocupada por ti. ¿De dónde vienes? ¿Qué te ha pasado? Ya lo has hecho otra vez... ¿Por qué?

 

Le interrogaba pregunta tras preguntas sin parar.

Sergio la miraba y pensaba en lo que había hecho.

Sergio: ―Por qué me dices estas cosas mamá?

 

Preguntaba un poco concertado por el asombro y la preocupación de su madre.

Anabel: ―Hijo mío, yo te protegeré. Este va a ser nuestro secreto. Nada te va a pasar, lo juro. Eres lo único que tengo.

Sergio: ―Mamá, alguien me ha seguido por el bosque. Yo no he hecho nada, solo quería ir a jugar con mis nuevos amigos, los únicos del lugar, y ya no están.

 

Desde aquel día, Sergio nunca volvió a hablar de su enfermedad, y la madre siguió ocultando su esquizofrenia. Esta historia nunca se la contó a nadie, y nunca sabremos lo que paso, pero Sergio seguía obstinado en encontrar nuevos amigos…

 

 

 

Submit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Te recomendamos

Visitamos Viena para descubrir "Carta de una desconocida"

Visitamos Viena para descubrir "Carta de una desconocida"

Programa Cheek to Cheek emitido el día 13_05_2017 presentado por Juan...

Vértigo, la mejor película de todos los tiempos

Vértigo, la mejor película de todos los tiempos

Programa Cheek to Cheek emitido el día 06_05_2017 presentado por Juan...

"Dos mundos, una cultura" en el 525 aniversario

"Dos mundos, una cultura" en el 525 aniversario

Programa emitido el día 03_05_17 Sólo Palabras es un programa...

Jerry Lewis: “He tenido gran éxito, siendo un total idiota”

Jerry Lewis: “He tenido gran éxito, siendo un total idiota”

Programa Cheek to Cheek emitido el día 29_04_2017 presentado por Juan...

Los secundarios en la gran pantalla (I) en Cheek to Cheek

Los secundarios en la gran pantalla (I) en Cheek to Cheek

Programa Cheek to Cheek emitido el día 21_04_2017 presentado por Juan...

José Ángel Garrido y su admiración por la pureza de la poesía

José Ángel Garrido y su admiración por la pureza de la poesía

Programas emitidos los días 06_04_17 y 13_04_17 Sólo Palabras es...

Bandas sonoras con Oscars, los años 40 (II) en Cheek to Cheek

Bandas sonoras con Oscars, los años 40 (II) en Cheek to Cheek

Programa Cheek to Cheek emitido el día 25_03_2017 presentado por Juan...

Marlene Dietrich, la diva de los años 30

Marlene Dietrich, la diva de los años 30

Programa Cheek to Cheek emitido el día 18_03_2017 presentado por Juan...

Esther Gómez y su apasionante amor por la poesía

Esther Gómez y su apasionante amor por la poesía

Programas emitidos los días 09_03_17 y 16_03_17 Sólo Palabras es...

Godard en Cheek to Cheek, al final de la escapada

Godard en Cheek to Cheek, al final de la escapada

Programa Cheek to Cheek emitido el día 04_03_2017 presentado por Juan...

Vuelve el musical estadounidense con La La Land

Vuelve el musical estadounidense con La La Land

Programa Cheek to Cheek emitido el día 25_02_2017 presentado por Juan...

Javier Sánchez Durán: "Emborrachó mi infancia con olores, sabores y recuerdos perdidos..."

Javier Sánchez Durán: "Emborrachó mi infancia con olores, sabores y recuerdos perdidos..."

Programas emitidos los días 23_02_17 y 02_03_17 Sólo Palabras es...

Bandas sonoras con Oscars, los años 40 (I) en Cheek to Cheek

Bandas sonoras con Oscars, los años 40 (I) en Cheek to Cheek

Programa Cheek to Cheek emitido el día 21_01_2017 presentado por Juan...

Juan Maíllo: "Desde pequeño me vi rodeado no sólo de libros sino de amor a ellos"

Juan Maíllo: "Desde pequeño me vi rodeado no sólo de libros sino de amor a...

Programas emitidos los días 19_01_17 y 26_01_17 Sólo Palabras es...

¡Dios salve a América!

¡Dios salve a América!

Programa Cheek to Cheek emitido el día 14_01_2017 presentado por Juan...

Noche de Reyes, noche de magia en Cheek to Cheek

Noche de Reyes, noche de magia en Cheek to Cheek

Programa Cheek to Cheek emitido el día 07_01_2017 presentado por Juan...

Cheek to Cheek se viste de Navidad

Cheek to Cheek se viste de Navidad

Programa Cheek to Cheek emitido el día 31_12_2016 presentado por Juan...

Ana Deacracia y su inagotable admiración por Juan Ramón Jiménez

Ana Deacracia y su inagotable admiración por Juan Ramón Jiménez

Programas emitidos los días 29_12_16 y 05_01_17 Sólo Palabras es...

Declaraciones de Amor

Declaraciones de Amor

Programa Cheek to Cheek emitido el día 24_12_2016 presentado por Juan...

Yo soy Espartaco

Yo soy Espartaco

Programa Cheek to Cheek emitido el día 17_12_2016 presentado por Juan...

Ópera Prima de la España de los 80

Ópera Prima de la España de los 80

Programa Cheek to Cheek emitido el día 10_12_2016 presentado por Juan...

"Brigadas Internacionales" en Tiempo para Vivir

"Brigadas Internacionales" en Tiempo para Vivir

Programa Tiempo para Vivir emitido el 07_12_2016 presentado por José...

Sinatra, a su manera por siempre

Sinatra, a su manera por siempre

Programa Cheek to Cheek emitido el día 03_12_2016 presentado por Juan...

"Inmigrantes invisibles" en Tiempo para Vivir

"Inmigrantes invisibles" en Tiempo para Vivir

Programa Tiempo para Vivir emitido el 30_11_2016 presentado por José...

Woody y su Broadway Danny Rose

Woody y su Broadway Danny Rose

Programa Cheek to Cheek emitido el día 26_11_2016 presentado por Juan...

Manuel Sánchez Tello, un poeta con especial culto a la amistad

Manuel Sánchez Tello, un poeta con especial culto a la amistad

Programas emitidos los días 17_11_16 y 24_11_16 Sólo Palabras es...

"La aristocracia del barrio" en Tiempo para Vivir

"La aristocracia del barrio" en Tiempo para Vivir

Programa Tiempo para Vivir emitido el 16_11_2016 presentado por José...

Un café con estilo... y Woddy Allen

Un café con estilo... y Woddy Allen

Programa Cheek to Cheek emitido el día 05_11_2016 presentado por Juan...

Enrique García Bolaños: "Una forma de expresar mis inquietudes"

Enrique García Bolaños: "Una forma de expresar mis inquietudes"

Programas emitidos los días 03_11_16 y 10_11_16 Sólo Palabras es...

"No somos dioses" en Tiempo para Vivir

"No somos dioses" en Tiempo para Vivir

Programa Tiempo para Vivir emitido el 02_11_2016 presentado por José...

   web del programa                       programa completo02

Lo más oido

La Tertulia Recreativista 23_05_17

La Tertulia Recreativista 23_05_17

Programa La Tertulia Recreativista emitida el día 23_05_2017 por Canal Digital Huelva TV y presentada por José Luis Camacho Malo. Un...

Emigrantes y Huelva

Emigrantes y Huelva

Llega el viernes a nuestro programa Primavera por sevillanas y es día de recibir unas visitas muy especiales. En esta...

Visitamos Viena para descubrir "Carta de una desconocida"

Visitamos Viena para descubrir "Carta de una desconocida"

Programa Cheek to Cheek emitido el día 13_05_2017 presentado por Juan Domínguez, dedicado al cine clásico. En Cheek to Cheek seguimos...

Junta de Andalucia FEDER

Blogs de Cultura

Blogs de Turismo

    Medioambiente

      Blogs de deportes

        Blogs de gastronomía

        Blogs sociales

          Encuéntranos en